Páginas vistas en total

sábado, 12 de noviembre de 2011

Te pido a tí.

Un millón de cosas que pedir, y fue a tí a quién pedí. Pedí a las estrellas que el mundo se parara justo cuando estabamos juntos riéndonos e intercambiando miradas. A la Luna le pedí que me regalara todos y cada uno de tus días, para así poder estar todo el tiempo contigo. Le pedí al Sol tu sonrisa, para así poder saber que si tu eres feliz, yo también lo era. A los sábados, a los sábados simplemente no le pedí nada, tentaba a la suerte haber si aparecías o no, pero yo, yo estaba allí esperándote cada noche. Y a tí, a ti te pedí que cuidaras de mi corazón, que lo protegieras como a tu vida y que lo cuidarás como me cuidabas a mi. Y a mi, como no, me pedí que por favor no dejara de quererte, bajo ningun concepto dejara de hacerlo; claro que siendo tú, jamás dejaría de hacerlo. Ah, y se me olvidaba otra cosa: Al destino le pido que no nos separe, que siempre seas tu para mí y yo para tí. Que a quien pido es a tí, y al que únicamente quiero eres tú.

Hasta siempre amor..

Es hora de decirte adiós; a ti, y a todo lo relacionado contigo. Se acabaron todas esas noches en vela pensando en ti. Todas esas horas que pasaba sin hacer absolutamente nada, esperando a que llegase el momento para poder verte y estar contigo. Esos ratos que pasábamos juntos hablando y riendo durante horas, se acabarón. Todo lo que habia entre tu y yo se perdió, ya no queda nada... Debo admitir que me sentía mejor contigo, que con solo una sonrisa me hacías sentir la persona más especial del mundo, y que con solo una mirada me hacías ser el mundo. Pero ha llegado un punto en el que creo que prefiero estar sin ti.. Debemos seguir adelante tanto tú como yo. Así has querido que sea, así será. Respeto tu desición, y la cumpliré, pero ahora tu debes respetar la mia e irte lejos de aquí, lejos de mi; lejos de mi corazón. A.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Perdóname..

Perdóna por intentar hacer de ti alguien que no eres. Perdóname por haber intentado contigo algo que era imposible. Perdóname por haberte obligado a quererme. Antes podía decir que sí, que efectivamente eras tu la persona que quería a mi lado durante un larguísimo tiempo; que era contigo con el que quería pasar buenos y malos ratos; que era de ti de quien quería cada beso.. Pero ahora estoy segura de que me equivocaba. Somos totalmente diferentes; unos simples pero a la vez complicados polos opuestos. Tu eres como el norte, y yo como el sur, por mucho que queramos estar juntos jamás llegaremos a ser felices. Ahora es cuando realmente me armo de valor para decirte que tenías toda la razón, nunca estaremos juntos, nunca me querrás como yo te quiero a ti, nunca podrás verme como algo más que una buena amiga. Así que perdóname, perdóname por quererte. A.